fbpx

Fondo Sojero: arrebato a los recursos de los santafesinos

2018-09-05T12:04:29-03:00 16/08/2018|

En la sesión de hoy realicé una clara manifestación en contra del gobierno nacional por eliminar el Fondo Nacional Sojero. Una decisión que traerá graves consecuencias a la economía de los santafesinos.

Está beneficiando a los poderosos y ajustando con los más débiles. Estos recursos tienen que seguir siendo de los santafesinos y de todas las provincias que los recibían. Lo contrario es un escenario que promete mayor conflictividad social, fundada en una peligrosa caída del empleo y la actividad económica.
O equilibran los costos del ajuste, o nos vuelven a poner en el horno a la mayoría de los argentinos.

A continuación, comparto la manifestación completa:

MANIFESTACIÓN – Sesión del Jueves 16 de Agosto de 2018

Sobre eliminación del Fondo Sojero
Señor presidente,
Es inaudito el modo y la oportunidad de la decisión del gobierno nacional de eliminar súbitamente el Fondo Nacional Sojero, medida que conlleva un claro perjuicio en la economía de los santafesinos.
Nosotros sabíamos, porque es de público conocimiento, que se evaluaba la posibilidad de una medida de este tipo, pero en el marco de las negociaciones con los gobiernos provinciales y para el próximo año. No sólo que la eliminación se hace sin consultar a los gobiernos provinciales, ni a los municipios, que también que recibían esos fondos de manera directa y quincenalmente; sino que interrumpen de manera abrupta el financiamiento de centenares de obras que se vienen realizando.
Santa Fe ha perdido de un plumazo más de 1100 millones de pesos para lo que resta de 2018 y más de 2600 millones para 2019. Ese dinero estaba destinado directamente a la continuidad de las obras importantes que viene desarrollando el gobierno provincial en materia de Rutas, Hospitales, Escuelas e Infraestructura. Pero además, cada uno de los municipios y las comunas de la provincia, se verán privados de 350 millones, el 30% del Fondo, que eran en muchos casos, los recursos elementales que les permitían mantener obras locales.
Este Fondo fue creado precisamente para eso. La finalidad que tuvo fue la de reforzar los presupuestos destinados a infraestructura en cada una de las Provincias y Municipios adherentes. Si bien es cierto que se trata de recursos de exportación, y por ende nacionales, no menos cierto es que vino a enmendar un poco de la deformación que tiene la coparticipación de los recursos públicos, desde 1990 a la fecha.
Por eso la decisión es un disparate. Porque somos un país federal. Y esos recursos nos pertenecen en la proporción que recibíamos y probablemente a nuestras provincias, mucho más. Nosotros producimos más del 30 % del total de la soja que exporta el país, y además, somos la provincia con mayor crecimiento en el rinde. Resulta un disparate que nos priven de esos recursos que son genuinos, que nacieron de nuestra propia producción, de nuestro suelo y del trabajo de los santafesinos.
Santa Fe es una provincia ordenada, sin déficit fiscal, con una administración decente, sin denuncias de corrupción… ¿ por qué tenemos que pagar nosotros el costo mayor de las consecuencias de sus propias torpezas en la gestión?
No nos sorprende la dirección de la medida, ya que continúa con la tónica de todas las que vienen tomando desde que asumieron. Ellos creen que “dialogo” que se trata de tener buenos modales y sonreír mientras escuchan. Pero al final terminan siendo autores de medidas crueles que se llevan puesto el trabajo de los santafesinos y profundizan el clima social, gravemente afectado por la recesión, la inflación y la ausencia de una mínima esperanza de salida en el horizonte.
Acá hay dos posibilidades: o son incapaces o directamente no les interesa lo que les pasa a los ciudadanos. En dos años y medio no han conseguido dar ninguna señal positiva para la economía argentina y las consecuencias empiezan a verse: duplicaron los niveles de endeudamiento externo, redujeron el valor del peso a más de la mitad y nos volvieron a someter a las reglas del Fondo Monetario que sólo se preocupa por planillas de excel. Están agotando a la pequeña y mediana empresa, la desfinanciaron. Le quitaron la mitad del poder adquisitivo a los empleados. Están paralizando a la economía, instalando una “estanflación” que promete recrudecer aun más la pobreza en el país.
Es un momento de tremenda tensión para todos los argentinos. Y es un buen momento para que nos escuchen: como representantes de todos los santafesinos, señores diputados, diputadas y también senadores, debemos acompañar todos juntos sin reparos, ni mezquindades partidarias, este reclamo que no sólo es legítimo sino justo.
Cambiemos está gobernando para profundizar las diferencias. Está beneficiando a los poderosos y ajustando con los más débiles. Estos recursos tienen que seguir siendo de los santafesinos y de todas las provincias que los recibían. Lo contrario es un escenario que promete mayor conflictividad social, fundada en una peligrosa caída del empleo y la actividad económica.
O equilibran los costos del ajuste, o nos vuelven a poner en el horno a la mayoría de los argentinos.